karga2.com

El PVC como protección contra incendios en coches eléctricos

Los coches eléctricos se van normalizando poco a poco en España, y con ellos aumentan las medidas de seguridad. Los incendios de las baterías de los vehículos eléctricos son uno de sus problemas más estudiados, y suelen estar causados por fallos en el dispositivo de almacenamiento de energía.

Ahora, una empresa japonesa ha logrado encontrar una posible solución: el PVC. Este material parece idóneo para proporcionar una protección adicional contra los incendios. ¿Cómo lo hace? En Karga2 te lo contamos.

bateria-coche-electrico-karga2

Los incendios en coches eléctricos

Junto con el aumento del número de coches eléctricos, los fabricantes y proveedores investigan como mejorar sus componentes. Y aquí hay un aspecto que está volviendo loco a algunos fabricantes: los incendios fortuitos que se producen en los coches eléctricos. Esto no es un tema banal, ya que suele acabar con el coche en siniestro total.

El sobrecalentamiento termina con el coche pasando a mejor vida, como también el que una o más celdas se fusionen debido a un error de fabricación, como se detectó hace poco en Chevrolet Bolt.

Y aquí entran los japoneses de Sekisui Specialty Chemical, que han encontrado una solución que puede suponer un antes y un después en este campo. A partir de sus investigaciones han extraído la conclusión de que el PVC contiene una serie de propiedades que proporcionan una alta protección frente a los incendios de baterías. Según estos estudios, el PVC es hasta un 30% más ligero que el aluminio que se utiliza en la actualidad.

El PVC, una solución económica contra los incendios en eléctricos

Además de todo esto, el PVC supone una solución más barata que el elemento metálico que necesita una película especial de un material inorgánico para garantizar una protección extra frente al fuego. El ingeniero de desarrollo principal de este proyecto, Masahiko Yagamata, señala que “El mayor desafío es evitar una explosión de fuego de la celda de iones de litio, por lo que, como fabricante de cloruro de polivinilo clorado, a la empresa se le ocurrió la idea de fusionar el polímero -el PVC- con una lámina de fibra de vidrio para formar una cubierta de batería altamente ignífuga”.

Yagamata explica que una de las dificultades a las que se han enfrentado es la de combinar el termoplástico con un elevado contenido de fibra de vidrio y transformarlo en un producto que sea sencillo de procesar, ya que este último material compuesto aporta una resistencia extraordinaria. Pero, una vez superado este gran reto, las pruebas realizadas han arrojado resultados muy positivos, puesto que el empleo de PVC como cubierta de la caja de la batería impide que, en caso de incendio en el interior de la misma, traspase el continente y se extienda por el interior del vehículo, acabando como un siniestro total.

¿Cuándo se implementará?

Los japoneses están en pleno proceso de validación, realizando diversas pruebas, y no ponen una fecha para su implantación en el mercado de las baterías, lo cual depende también de encontrar un cliente que esté interesado en esta tecnología de PVC. El equipo de Sekisui Chemical indica que las ventajas son considerables, como el ahorro de peso que supone utilizar este material en lugar del aluminio, además de contar con el plus de que se puede reciclar y moldear fácilmente.

En estos momentos la pelota está en el tejado de los fabricantes de coches eléctricos, y no necesariamente japoneses, ya que no se limitarán a estos, ya que en Sekisui abren sus puertas a cualquier marca que solicite sus servicios.

¿Qué te parece esta noticia? Cuéntanos tu opinión al respecto en los comentarios. Y si estás buscando un instalador para un punto de recarga para coches eléctricos pásate por nuestros instaladores de Karga2, donde encontrarás todo tipo de instaladores a lo largo de España, donde podrás buscar el más cercano a ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.