karga2.com

Tipos de coches eléctricos y cómo funcionan

Puede que te estés planteando comprar un vehículo eléctrico y te preguntes qué tipos de coches eléctricos existen y cómo funcionan. En este artículo te explicamos los que hay a día de hoy en el mercado.

La principal ventaja de estos coches es que reducen o eliminan por completo la generación de gases contaminantes a la atmósfera y contribuyen al cuidado del medio ambiente.

Por otro lado, suponen un ahorro económico, pues los costes de la energía eléctrica que consumen suelen ser inferiores los de la gasolina o el diésel.

Coches eléctricos de batería BEV (Batery Electric Vehicle)

Estos son los coches eléctricos 100%. En este tipo de vehículo el motor obtiene la energía únicamente de batería y podemos definirlo como un coche eléctrico puro. Se mueve exclusivamente con energía eléctrica, no lleva ningún otro motor de combustión interna.

Se cargan enchufándose a la red a través de puntos de recarga eléctricos para este tipo de vehículos.

Actualmente la tecnología está avanzando a pasos agigantados y estos coches pueden tener una autonomía de hasta 400 kilómetros. El tiempo de carga también es un factor importante, en este sentido existen cargadores para vehículos eléctricos de carga ultrarrápida con los que puedes tener tu coche cargado en media hora.

Puntos de recarga para coches eléctricos
Señal de estación de puntos de recarga para coches eléctricos

Vehículo eléctrico de autonomía extendida EREV (Extended Range Electric Vehicle)

Este tipo de coches denominados eléctricos de autonomía extendida cuentan con dos motores: uno eléctrico y otro de gasolina. Cabe destacar que el motor encargado de llevar la tracción del coche es el eléctrico, de tal forma que cuando se queda sin batería entra en acción el de gasolina recargando esta.

El motor de gasolina suele ser de baja cilindrada y está pensado para circular por zonas con pocas zonas de carga para vehículos eléctricos.

Híbrido enchufable PHEV (Plug-in Hybrid Electric Vehicle)

En este caso, el vehículo híbrido enchufable cuenta con dos motores: uno eléctrico y otro de combustión interna. Este último puede tener dos funciones: la de mover el coche o recargar la batería eléctrica.

La autonomía del motor eléctrico en estos casos es baja, de unos 80 kilómetros máximo normalmente. No obstante, permite una autonomía 100% eléctrica para desplazamientos del día a día.

Coches eléctricos con pila de hidrógeno (fuel cell – FCEV)

Este tipo de vehículos eléctricos con pila de hidrógeno cuentan con un motor eléctrico que es el que genera la tracción del motor, varias baterías eléctricas de pequeño tamaño y una pila de hidrógeno con sus correspondientes tanques de almacenamiento de la energía.

La pila de hidrógeno produce electricidad que es la energía para el movimiento del coche. En este caso el único residuo generado es vapor.

La batería adicional con la que cuenta el coche únicamente se utiliza para generar energía en picos de demanda, pero no requiere de recarga como tal.

Si estás pensando en comprar un coche eléctrico y necesitas un punto de recarga, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te asesoramos sobre todas las posibilidades que tienes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.